Web gune honek bere cookiak eta bitartekoenak erabiltzen ditu zure nabigazioa optimizatzeko, zure lehentasunetara egokitzeko eta jarduera analitikoak egiteko. Nabigatzen jarraitu ez gero, gure Cookien Politika onartzen duzu.

Onartu
2020ko abenduak 16

Deusto Business School reconoce siete proyectos para mejorar la salud y jubilación de los mayores en el I Seminario sobre Envejecimiento y COVID-19

Deusto Business School y Fundación MAPFRE, a través del nuevo Centro de Investigación Ageingnomics, han celebrado hoy, 16 de diciembre, el I Seminario Académico sobre Envejecimiento y COVID-19. En esta iniciativa, que tiene como objetivo reconocer iniciativas dirigidas a buscar soluciones a algunos de los retos que han surgido en el marco de la crisis sanitaria, se han presentado siete proyectos, realizados por investigadores y profesionales sanitarios de Madrid, Cataluña, País Vasco y Cantabria, seleccionados por el comité científico del seminario de entre las numerosas propuestas recibidas en la convocatoria abierta en septiembre. De todas ellas, han destacado iniciativas dirigidas a colectivos particularmente vulnerables y que representan un avance con respecto a experiencias previas en el ámbito de la economía del envejecimiento.

Uno los proyectos reconocidos es “Noa”, un pastillero inteligente conectado a Internet y cuya función es evitar que el paciente se equivoque en la dosis y le permita conocer si está cumpliendo con el tratamiento. Tres profesionales con experiencia en el sector de la salud de la empresa vasca “Inbizi Healthcare” quieren hacer frente con su iniciativa a los problemas que generan entre las personas mayores la gestión de medicamente. Este pastillero automático, aún no comercializado, permite que la salud del paciente aumente y que se refuerce su autonomía.

En esta línea se encuentra el proyecto de “Ubikare”, un software de inteligencia artificial que permite identificar las necesidades prioritarias de la población mayor de 65 años y detectar si existe motivación de cambio. La entidad, que ofrece servicios de cuidado y salud en el hogar para mayores en el País Vasco, ha digitalizado el programa durante los últimos meses, gracias a vídeos, ejercicios personalizados y llamada semanal a los participantes. También ha logrado incrementar en un 25% el bienestar cognitivo y físico de los mayores a los que ha asistido en los dos últimos años.

¿Cómo es la transición a la jubilación? ¿Quién prepara a estas personas para esta nueva etapa de la vida? Son dos de las preguntas que se han hecho dos profesionales de “Bizipoz”, pequeña cooperativa de iniciativa social del País Vasco, que ha elaborado un informe para analizar cómo gestionan las empresas el envejecimiento activo y saludable y averiguar cómo se puede acompañar a un profesional hasta la jubilación. Las primeras conclusiones del trabajo, que concluirá en enero, señalan que los empleados que trabajan en empresas que cuentan con este tipo de programas experimentan mayor bienestar y actitud positiva en el trabajo. Las organizaciones también obtienen buenos resultados en términos económicos y de productividad.

Un cuidador virtual es otro de los proyectos que ha sido reconocidos. Se trata de un software de inteligencia artificial que han desarrollado profesionales sanitarios del Hospital Universitario La Princesa (Madrid) y la empresa Tucuvi Care. Otra iniciativa reconocida ha sido un informe, realizado entre los meses de junio y octubre por un total de 13 investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la Rey Juan Carlos (Madrid) y el Hospital Universitario Gregorio Marañón, para analizar el impacto que la pandemia por Covid-19 está teniendo en las personas con demencia y en sus cuidadores.

Tres investigadoras de la Universidad Pompeu Fabra y la Universidad de Barcelona, cuyo proyecto también ha sido reconocido, son las responsables de haber desarrollado una metodología para estudiar la demanda de cuidados en zonas con una gran proporción de población anciana y encontrar conexiones con la incidencia acumulada de casos de Covid-19. Su estudio pone de manifiesto la importancia de la tele-asistencia. También la Universidad de Cantabria ha sido reconocida por llevar a cabo otra investigación con la que tres expertos en Economía de la Salud confirman las desigualdades que existen en el uso de cuidados de larga duración son preocupantes.

Adela Cortina y la erradicación de la gerontofobia y edadismo

Adela Cortina, catedrática emérita de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, ha inaugurado el I Seminario Académico sobre Envejecimiento y COVID-19 con una conferencia sobre “Ética del envejecimiento en tiempos de pandemia”. En su intervención, la doctora ‘honoris causa” de Deusto ha pedido erradicar la gerontofobia (odio a los ancianos) y el edadismo (discriminación a mayores por razón de su edad) que han resurgido en la sociedad con más fuerza durante esta crisis sanitaria porque, en su opinión, es "inmoral y poco inteligente, por no decir algo más insultante". Para ella, se trata de una patología social, una lacra, y ha manifestado que “es imposible que una sociedad medianamente digna discrimine a gente porque a los supremacistas les parece repelente por una característica".

Entre los motivos por los que este tema ha salido "con más fuerza" a raíz de la pandemia de la Covid-19, la profesora Cortina ha apuntado: la división de horarios para salir a la calle por grupo de edad durante la desescalada, pues "a la gente le quedó la idea de que no tiene que haber relación entre grupos de edad", o la no derivación a hospitales de los mayores en los peores momentos de la pandemia.