Web gune honek bere cookiak eta bitartekoenak erabiltzen ditu zure nabigazioa optimizatzeko, zure lehentasunetara egokitzeko eta jarduera analitikoak egiteko. Nabigatzen jarraitu ez gero, gure Cookien Politika onartzen duzu.

Onartu
2017ko martxoak 17Bilbo

La profesora Ane Arbillaga publica un estudio sobre la actividad física y la enfermedad de EPOC

Un estudio realizado por investigadoras de ISGlobal, entre las que se encuentra la profesora de la Universidad de Deusto Ane Arbillaga, ha aportado datos sobre los determinantes no biológicos de la actividad física en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que podrían abrir la puerta a nuevas aproximaciones complementarias en el manejo de esta afección.

El estudio ha sido publicado en la revista Thorax y propone un planteamiento innovador: la evaluación de los factores sociales y ambientales que determinan la actividad física de las personas con EPOC. Con este fin, se contó con la participación de 410 pacientes de cinco municipios del área metropolitana de Barcelona (Barcelona, Badalona, Mataró, Viladecans y Gavà), que aportaron datos sobre sus hábitos cotidianos, su estatus socioeconómico, su estado de salud física y mental y la distancia entre el domicilio y espacios verdes o azules, entre otros. Paralelamente, se hizo un seguimiento individualizado del tiempo y la intensidad de la actividad física realizada a lo largo de una semana mediante acelerómetros.

El análisis de los datos recogidos permitió observar que los casos de personas que cuidan de los nietos o sacan el perro a pasear se asocian con una actividad física más prolongada y de mayor intensidad. En cambio, no se observaron relaciones entre los niveles de actividad física y otros factores como el barrio de residencia o la proximidad del domicilio con respecto a espacios verdes o azules.

Ane Arbillaga, que imparte docencia en el Doble Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte + Educación Primaria en el campus de San Sebastián y primera autora del estudio, concluye que “los resultados de este estudio ponen de manifiesto la necesidad de considerar los aspectos sociales a la hora de promocionar y estimular la actividad física en personas con EPOC. Preguntar por el contexto social, los roles familiares, las relaciones interpersonales o las preferencias de ocio de los pacientes podría ayudar en el abordaje terapéutico de la actividad física”.